RESILIENCIA EN EL DERECHO



Cuando de disrupción se trata, no hablamos únicamente de tecnología si no de la forma de prestar servicios y diversidad entre las industrias. Luis Enrique Cruz Asturias, Abogado y Notario graduado de la Universidad Francisco Marroquín representa el ejercicio profesional de una manera distinta, retadora e innovadora. Además de Abogado, Luis Enrique obtuvo una maestría en Políticas Públicas de la Universidad Rafael Landívar.

Dentro de sus numerosos sombreros, Luis Enrique o “Veneno”, ha acumulado mas de una década participando en televisión y a su vez ejerciendo como Socio Fundador junto con su amigo Fernando Verdugo, de una prestigiosa firma legal boutique en Guatemala, que con el tiempo ha ido evolucionando.

La historia de Luis Enrique o “Veneno”, inicia en el año 2008, Luis Enrique tenía la inquietud de iniciar su propia firma legal, por lo que junto con su amigo Fernando Verdugo, con algunos clientes y sus ahorros, se atreven iniciar una prestigiosa firma legal boutique en Guatemala, que con el tiempo ha ido evolucionando. Durante este mismo tiempo, Luis Enrique se entera de un casting a nivel nacional para participar en la televisión, y entre cientos de jóvenes es electo, iniciando así su carrera también como comunicador; esta oportunidad le permite ir creciendo en dicho ámbito, construyendo varios programas hasta llegar al que en la actualidad participa “Veneno Presenta” que se transmite en Tv Azteca Guatemala. En 2015, a sus 32 años, sin presupuesto y con opiniones de que era demasiado joven, participa como candidato a Alcalde de la Ciudad de Guatemala, en el cual queda en segundo lugar, perdiendo nada más y nada menos que frente a Álvaro Arzú, varias veces alcalde y ex presidente de la República. Y en 2020 se incorpora a Grupo Salinas como Consultor para Guatemala y Honduras.

Como podemos ver, Luis Enrique es un abogado que muestra la versatilidad de la profesión del abogado teniendo experiencia en la abogacía, en la política y en la comunicación, lo cual deviene muy interesante ya que la profesión legal tiene gran relación con la política y los medios de comunicación; sin política no hay leyes, y en la política los medios de comunicación son un pilar, por lo que con esta entrevista buscamos proveerle esta visión general a nuestros lectores, en aras de ampliar su mente, y ver nuevas oportunidades o anticiparse a los cambios; para ello hablaremos un poco de la versatilidad, estrategia y tecnología en la profesión del abogado.

Versatilidad en la profesión legal

Luis Enrique nos comparte que el mundo ha cambiado y la profesión con él. El abogado actúa y se conduce de manera distinta, en respuesta a que vivimos en un mundo mas rápido. El modelo de negocio de los abogados, en especial de los despachos grandes, es un modelo de más de 100 años pero el cliente y la forma de prestar los servicios ya no son los mismos de hace 100 años, por lo que es momento de considerar un cambio. Cuando un abogado se gradúa, piensa que sólo tiene 3 opciones para empezar a trabajar:

· Como abogado dentro de una Firma legal tradicional,

· Como abogado de una empresa (In House Counsel)

· Como abogado en alguna Institución pública.

A pesar de este paradigma, algunos abogados que nos hemos salido del molde y entendemos que la destreza de un abogado está en encontrar las herramientas legales idóneas para poder dar soluciones distintas. Es aquí donde encontramos una nueva oportunidad para una nueva generación de abogados. Estas tres opciones ya no son suficientes y se han creado nuevas oportunidades.

En la mayoría de los casos, el cliente busca tener respuestas rápidas, por lo que el abogado debe ser cada vez más rápido y flexible. A pesar de ello, es muy importante señalar que la rapidez siempre debe ir con absoluto apego a la ley… es decir: no podemos cambiar el “qué” sino el “cómo”.

Cambiando el “cómo” nos damos cuenta que los retos que antes existían para los abogados jóvenes en asumir retos legales grandes, cada vez se han ido reduciendo con el uso de la tecnología. No es secreto que los jóvenes traen a la mesa mucha ventaja por el buen uso y dominio que tienen de ella, simplemente se debe adaptar la tecnología al plano legal.

La gestión de un abogado en la actualidad, de la mano de la tecnología, le permite pulir procesos internos y externos, reduciendo tiempos de entrega y costos. Ante un problema legal, la tecnología permite al abogado trabajar de forma más eficiente, por medio de la proyección de más escenarios de solución de una manera más rápida e incluso en ciertos casos de forma visual.

Hoy en día hay formas más eficientes de medir el riesgo, gracias a un mejor acceso a la información, lo cual permite tomar mejores decisiones.

La verstalidad es la destreza que se tiene dentro de la personalidad y conocimiento para adaptarse a escenarios legales o cambios culturales.

Estrategia en el ejercicio de la profesión




Una buena estrategia parte de tener una visión clara del objetivo y de lo que se busca. No cualquiera sabe prepararse para lo que puede venir, pero tampoco se puede estar sentado esperando a que las cosas pasen para reaccionar. El abogado debe tener visión, perspicacia, y desarrollar una especialidad habilidad para mapear y anticiparse a escenarios futuros. De esta manera, el abogado puede obtener los mejores resultados, reduciendo los riesgos al mínimo o bien, preparando al cliente que asesora para que esté preparado para lo que viene. En resumen, los abogados debemos que tener una estrategia legal preventiva y no reactiva.

Como expuse anteriormente, la profesión ha cambiado bastante. Antes las estrategias se planificaban en papel, basado en información que se tenía a la mano, pero hoy, la tecnología permite no solo crear estrategias, sino también correr escenarios que prueben los presupuestos legales.

Parte de una buena estrategia implica también tener una visión y conocimiento global. En la mayoría de ocasiones, temas tecnológicos que ya se encuentran regulados en otros países, como lo son la protección de datos, los programas de cumplimiento y la firma electrónica, no se encuentran totalmente regulados en Centroamérica, sin embargo el abogado debe estar al tanto de estos desarrollos para poder prepararse con suficiente anticipación. Tener conocimiento globalizado permite aportar ideas innovadoras o entender nuevas ofertas en el mercado, una vez mas, buscando el mejor servicio para el cliente.

Otro componente de una estrategia efectiva es tener una buena comunicación y saber hacer buen equipo, tanto entre la profesión como entre miembros del equipo del Cliente, es decir de forma multidisciplinaria. Los financieros se complementan con los planificadores fiscales, y ellos a su vez con el equipo de logística. Esta combinación de sombreros es una manera coherente de plantear una estrategia legal.

Tecnología para los servicios legales (Legaltech)

La disrupción en el mundo y en la profesión del abogado impacta hasta las áreas de especialidad. El abogado tiene que identificar bien sus fortalezas, las cuales no necesariamente serán el conocimiento de la ley, la experiencia o años de ejercicio, ya que a medida que la tecnología avance, muchas de las características del abogado serán suplidas.

Como en todo, muchos abogados no creen que la tecnología puede llegar a reemplazar tareas humanas, y quedarán rezagados en la incredulidad, hoy en día ya existen en el mercado centroamericano programas de automatización de documentos, CRM, programas de monitoreo de marcas y de procesos muy potentes. El miedo al crecimiento exponencial de la tecnología es nada mas que un reto a superar en este proceso de evolución en la profesión. Este reto provocará que identifiques o encuentres qué valor agregado le darás a esa tecnología que ya existe. De hecho la inteligencia artificial pudiera en algún momento llegar a superar el cerebro humano, pero no todos los talentos del ser humano.

No solo la profesión legal se verá afectada por la tecnología, sino que cualquier profesión. El reto debiera de ser que evaluar que aspectos interno como persona aportan a un cliente.

Las profesiones se verán amenazadas por cambios drásticos en estructuras laborales, en ambientes físicos que ya no serán requeridos, y en procesos electrónicos que serán implementados en dependencias públicas.

De hecho las entidades públicas ya utilizan procesos electrónicas que ayudan a que los procesos sean mas eficientes, incluso, en algunas instituciones la distancia ya no es un problema, y poco a poco dejará de ser obstáculo para muchos trámites. Eso sí, la confianza será fundamental.

Recomendaciones para los abogados.

La tecnología equipará el plano profesional entre los abogados independientes y aquellos que se incorporan a una firma, es por ello que ejercer de manera independiente cada vez será mas normal. El diferenciador ahora será la forma en que usted se presente ante el cliente. La base de cualquier negocio, no importando a qué se dedique siempre será lo legal.

Como podemos ver la formación de abogado es muy versátil, y en estos tiempos de adaptabilidad es muy importante la versatilidad, estrategia, y tecnología.

335 vistas

Suscribite a nuestro banco de datos

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle

The Lawyer Magazine C.A. Copywrite