Suscribite a nuestro banco de datos

The Lawyer Magazine C.A. Copywrite

Las habilidades blandas DE LOS abogados


por:

Gonzalo Gutierrez

AG Legal

ggutierrez@aglegal.com

www.aglegal.com


Durante la época de los 90’s los investigadores sobre el comportamiento del humano comenzaron a escribir y desarrollar más el tema relacionado con la personalidad del individuo, en donde indudablemente la personalidad del abogado no escapo de ser analizada.


En dicha época Daniel Coleman escribe su libro sobre la inteligencia emocional, de esa misma manera la empresa consultora Altman Weil, saca un estudio relacionado con la personalidad del abogado, el cual esboza del análisis de los rasgos en la personalidad que divide en 2 grupos, los Rain Makers y los Service Attorneys. Esta agrupación de personalidades de abogados varia, dependiendo de su función en un Despacho o su función dentro de un empleo, el cual apenas era la insinuación sobre el Desarrollo de las habilidades blandas, basados en los rasgos de personalidad que incidirán en el desarrollo, sin embargo donde sí se caracteriza el abogado del resto de los profesionales, es en rasgos marcados que lo diferencian del resto de la población y/o otros profesionales. A) El abogado es más escéptico del resto de la población, solemos pensar siempre en el peor de los escenarios. B) Tienen una mayor necesidad de urgencia en sus trabajos, el abogado siempre quiere las cosas para ayer. 3) Son menos sociables que mucho de otros profesionales (aunque parezca extraño, el abogado por su que hacer intelectual, prefiere no lidiar con la gente. 4) Son menos resilientes, siendo esto en tema hoy en boga, por el estrés de su trabajo, la resilencia es una de las áreas en donde tiene que trabajar más el abogado, un fracasó significa una tragedia en su vida. 5) Son más independientes que muchas otras profesiones, todo esto debido a que su trabajo es intelectual y le cuesta mucho más trabajar en equipo. Toda esta recopilación -muy general- de cómo es el abogado, fueron las bases para los estudios que se realizan hoy en día, sobre las habilidades blandas en los abogados. Primero que todo, el abogado piensa que este tipo de habilidades no hacen falta en su desarrollo – en casi negación -, cuando en realidad lo que sucede es que desconocen su importancia. Es un tema en donde el abogado piensa que la parte de habilidades duras o técnicas es lo importante, cuando en verdad la catapulta del éxito de su profesión está en el desarrollo de las habilidades blandas y no solo del conocimiento jurídico. De un estudio resiente, basado en una encuesta realizada a 24,137 abogados en práctica privada, jefes de departamentos legales de empresas, entidades gubernamentales y organización sin fines de lucro, se logró determinar que las siguientes habilidades son esenciales en un abogado:


  1. Mantener la información confidencial.

  2. Llegar siempre a tiempo a reuniones y audiencias.

  3. Honrar sus compromisos.

  4. Inspirar integridad y confianza.

  5. Tratar a otros con cortesía y respeto.

  6. Escuchar con atención y respeto.

  7. Responder prontamente a requerimientos y preguntas.

  8. Ser diligentes.

  9. Desempeñar siempre un trabajo ético y poner su mejor esfuerzo.

  10. Poner atención a los detalles.


Como se puede observar, en ninguna de estos resultados se obtuvo ni una sola habilidad dura como sería la investigación jurídica o argumentación jurídica, es decir, del resultado de la encuesta, las habilidades blandas son mucho más importantes que contar con un abogado que conozca la ley al dedillo.


Para futuros artículos se tratarán temas como diferencias entre inteligencia emocional y habilidades blandas, desarrollo de habilidades y el tratamiento de habilidades blandas esenciales.


466 vistas