Gobierno Corporativo - Tendencias Corporativas

Por años el Gobierno Corporativo, en la mayoría, de países de la región, ha sido el tradicional régimen plasmado en el pacto social de cada una de las entidades, llegando al extremo que incluso dentro de los pactos sociales podemos reconocer normas copiadas de otros pactos que pudieran resultar inoperantes para el negocio.

Con el paso de los años y en la medida que las corporaciones han ido creciendo y expandiéndose a otras jurisdicciones, con ello, la necesidad de incorporar nuevas reglas que responden a requerimientos que el mercado y socios aliados les exigen.


Proveedores, socios estratégicos, acreedores e incursión en nuevos mercados les han marcado la pauta para adaptar el Gobierno Corporativo a las nuevas exigencias. La necesidad de transparentar las operaciones, la toma de decisiones y la estructura que permite tener rendición de cuentas entre los distintos órganos de la administración genera confianza para trabajar en el mundo corporativo La estadística habla que la mayoría de emprendimientos, pequeñas y medianas empresas fracasan precisamente por no tener orden en la estructura organizacional.

Por su parte si una empresa quiere crecer o acudir a los mercados a buscar financiamiento resulta indispensable trasmitir a los inversionistas que el Gobierno Corporativo va más allá que los simples requerimientos legales. Es necesario generar confianza, transparencia y gobernabilidad.


Los mercados cada día exigen más de las entidades y quieren de las mismas sean sostenibles, que generen valor agregado y que se comprometan. Para ello, el propio mercado quiere encontrar entidades que cuenten con al menos tres reglas básicas:

  • Reglas claras de funcionamiento a lo interno;

  • Aportes a la comunidad;

  • Responsabilidad con el medio ambiente



Reglas claras de funcionamiento presuponen varios aspectos que no pueden dejar de tratarse, tales como:

  • Transparencia, pesos y contrapesos, es decir, estar en una continua rendición de cuentas;

  • La gestión de los conflictos de interés, así como los mecanismos claros para la mitigación de éstos;

  • La inclusión para lograr diversidad en opiniones y equitativa remuneración y planes de carrera entre los colaboradores;

  • Planes claros, competentes y objetivos de optar a un puesto de trabajo dentro de la entidad, así como el plan de sucesión de cada una de las piezas claves.


Por su parte los mercados quieren ver y se identifican más con empresas que van más allá de las utilidades, requieren y miden los vínculos, con la comunidad y su entorno. Lo que se conoce como un buen vecino y sus aportes para que el entorno encuentre prosperidad con la Corporación y viceversa.



Hoy en día no puede negarse que los propios mercados prefieren marcas y se identifican con las empresas que no solo cuidan el medio ambiente sino son proactivas en tratar contribuir al cuidado del medio ambiente, por ende, es un tema que debe ser valorado y trasmitido.


Dicho lo anterior, en la actualidad estas nuevas exigencias internacionales y requerimientos de los propios mercados y consumidores hacen pensar que el Gobierno Corporativo debe estar en constante renovación y adaptación de lo que piden los consumidores y el mismo ya no le es propio de las grandes corporaciones sino más bien aplica para toda aquella empresa que desea mantenerse viva en el mercado.



TENDENCIAS CORPORATIVAS

Gobierno Corporativo

Ana Gisela Castillo

g.castillo@abantica.com

ABANTICA

ad 300x300 legal machine.png