Evidencia inmutable: Blockhain y Smart Contracts

Rafael Cordón

www.decentralizedtechnologies.io / www.itzdata.tech

«¡Oh rey! Esta invención hará a los egipcios más sabios y servirá a su memoria; he descubierto un remedio contra la dificultad de aprender y retener.

–Ingenioso Teut, respondió el rey, el genio que inventa las artes no está en el mismo caso que el sabio que aprecia las ventajas y las desventajas que deben resultar de su aplicación. Padre de la escritura y entusiasmado con tu invención, le atribuyes todo lo contrario de sus efectos verdaderos. Ella sólo producirá el olvido en las almas de los que la conozcan, haciéndoles despreciar la memoria; confiados en este auxilio extraño abandonarán a caracteres materiales el cuidado de conservar los recuerdos, cuyo rastro habrá perdido su espíritu. Tú no has encontrado un medio de cultivar la memoria, sino de despertar reminiscencias; y das a tus discípulos la sombra de la ciencia y no la ciencia misma. Porque, cuando vean que pueden aprender muchas cosas sin maestros, se tendrán ya por sabios, y no serán más que ignorantes, en su mayor parte, y falsos sabios insoportables en el comercio de la vida.»  - Sócrates dirigiéndose a Fedro en el Fedro de Platón (370BC)

La escritura inmutable

Desde el origen de la escritura, los humanos hemos encontrado diversas formas de crear registros de información relevante sobre acuerdos que establecemos entre miembros de la sociedad. La mayoría de sociedades que han surgido en el mundo han desarrollado tecnologías para guardar información de una manera permanente e inmutable (que no se pueda modificar). Estas tecnologías han evolucionado de la mano de la sociedad que las utiliza. Es un punto debatible si la sociedad crea la tecnología para suplir sus necesidades o si las necesidades se crean al ser posibilitadas por la tecnología.



En uno de los primeros ejemplos de escritura en la humanidad, una tableta de barro (arriba, ilustrada) proveniente de la ciudad de Uruk hace alrededor de 5,000 años puede interpretarse como: “Un total de 29,086 medidas de cebada fueron recibidas durante un período de 37 meses. Firmado “Kushim” – Yuval Noah Harari (Sapiens 2014)

El internet

El internet es una plataforma de intercambio de información que está soportada por una infraestructura global de redes de comunicación y procesamiento de datos. Esta infraestructura puede tolerar fallos en varias partes y seguir funcionando. “Encima” del internet funciona el World Wide Web, un conjunto de estándares o reglas (o protocolos si queremos ser técnicos) que permiten que la información pueda ser organizada (en documentos, páginas web, URLs y links) y leída (a través de navegadores web por ejemplo).

El internet es una excelente tecnología para la comunicación, pero en sí no almacena mucha información, únicamente transmite datos entre direcciones. La información que consumimos en internet se almacena en computadoras; ya sea en mi laptop, mi teléfono o en un proveedor de servicios en la nube. Estos servicios o dispositivos todos cuentan con un “super usuario” con todos los privilegios de acceso y a veces hasta es legalmente el dueño de nuestra información. No siempre podemos confiar en este súper usuario. ¡Si leemos los términos y condiciones de las apps que usamos, en muchos casos ni nosotros mismos somos los “super usuarios” de los datos en nuestros propios dispositivos! Mucho menos de la información que ponemos en redes sociales. Un claro ejemplo de esto es que continuamente las empresas de redes sociales cambian su política de privacidad y para poder usar nuestra información de nuevas maneras sin que lo sepamos.

Desconfianza en la información

Dada esta gran deficiencia del internet para poder almacenar información confiable, algunos miembros de la sociedad tendemos a desconfiar de la información que recibimos. Por otro lado, actores mal intencionados se aprovechan de que muchas personas todavía continúan en el marco mental de creer todo lo que está escrito. Ha surgido el tema del “fake news” como un problema serio y una herramienta de manipulación social. 

Emparejando esto con el desarrollo de algoritmos que aprenden de nuestro comportamiento, tendemos a estar vulnerables a caer en un ciclo vicioso donde únicamente vemos información que refuerza nuestras creencias; al mismo tiempo bloqueando cualquier información que presente un punto de vista alterno.

¿Una víctima o un aprovechado del “fake news”? 

Bitcoin / Blockchain

En el 2008, en medio de la crisis financiera inmobiliaria surgió Bitcoin, una nueva moneda digital con la cual se podían realizar intercambios de dinero a través del internet. La tecnología detrás de Bitcoin se llamaba blockchain. Actualmente, hay miles de blockchains diferentes, las cuales almacenan información de transacciones de diversos activos digitales criptográficos. 

Un blockchain es un sistema que valida transacciones de activos digitales criptográficos y resguarda su historia transaccional a través de una combinación de reglas escritas en software, redes de comunicación y miles de computadoras funcionando en unísono alrededor del mundo. Este sistema se comunica entre sí a través del internet. Se puede decir que un blockchain “funciona encima” del internet.


Protocolos construidos sobre protocolos.

El sistema del blockchain se mantiene funcionando por medio de mecanismos de incentivos implementados en reglas del software, los cuales otorgan “premios” en criptomonedas a los participantes a cambio de aportar trabajo de procesamiento (por ejemplo, el trabajo del CPU de sus computadoras) para resolver problemas criptográficos. Este mecanismo de incentivos tiene como resultado el resguardo de la seguridad del sistema.

Para que el sistema pueda ser modificado, un actor malicioso debe controlar más de la mitad de las computadoras en todo el sistema. Esto es técnicamente muy difícil y en muchos casos económicamente inviable.

Propiedades del blockchain

Resulta que el blockchain, siendo un sistema “nativo” de internet tiene unas propiedades muy poderosas nunca antes vistas. 


Una nueva tecnología con propiedades nunca antes vistas.

La estructura de datos con la cual el blockhain almacena la información permite guardar otros tipos de información más allá del simple registro de transferencia de activos digitales criptográficos entre usuarios. 

Cada nuevo bloque de datos contiene una referencia al bloque anterior que está protegida por un algoritmo matemático (criptografía). Al guardar información adentro de un bloque, esta información es almacenada de forma permanente e inmutable mientras dure el blockchain.

¡No guarda únicamente transacciones!


Evidencia inmutable

Los smart contracts (contratos inteligentes) son programas que permiten guardar datos y reglas dentro de un blockchain. Los datos pueden ser manipulados únicamente de acuerdo a las reglas que se definieron al inicio. Por ejemplo, en el mundo físico las reglas aplicadas a un contrato de “escrow” permiten que los fondos de una transacción se liberen únicamente si se cumplen ciertas condiciones.

Adicionalmente, a través de un smart contract podemos escribir un dato en el blockchain que no pueda ser modificado de ninguna manera. Éste dato puede representar la evidencia de un archivo digital (foto, documento, información). A nivel técnico, el mecanismo eficiente para guardar información en el Blockchain es almacenar únicamente el “hash” del archivo digital, similar a cómo funciona la firma electrónica en el mundo legal.

El uso de blockchain está apenas iniciando y hay mucho potencial para aplicarlo en áreas donde se requiere un registro inmutable de información. Con mis amigos Esteban de la Peña y Gustavo Ibarra hemos desarrollado varios protocolos open source para guardar información en el blockchain que se encuentran libres para que cualquier persona puede utilizar y mejorar. El primero se llama Blockchain Asset Registry y permite almacenar fotos de objetos. El segundo se llama Simple Proof y permite almacenar evidencia de documentos digitales. Los invitamos a conocer el proyecto y unirse a este movimiento para hacer la tecnología blockchain más accesible para todas las personas. Consideramos que en el futuro esto puede reducir significativamente los costos de crear registros de información permanente e inmutable.

68 vistas

Suscribite a nuestro banco de datos

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle

The Lawyer Magazine C.A. Copywrite